Prácticas de protección propia

¿Te suena familiar la frase: “De eso tan bueno no dan tanto”? El sistema financiero, como lo hemos podido analizar en los capítulos anteriores, le brinda grandes oportunidades, pero también tiene algunos riesgos. Uno de ellos está representado por personas que quieren apropiarse de su dinero, haciéndose pasar por las entidades financieras que han sido autorizadas por el Estado para desarrollar esa actividad.

En el presente módulo estudiaremos el concepto de prácticas de protección propia y veremos algunos tips de seguridad para que usted pueda evitar que su dinero caiga en manos de delincuentes.

Ir al contenido